fbpx

Por: Julián Clavijo | 3 Octubre 2020 | Twitter: @CeJulian_1

Ser operador en los mercados financieros ha sido una de las experiencias más retadoras y desafiantes que he podido afrontar en toda mi vida. Son varios los factores que han chocado en mi cabeza y emociones a la hora de desempeñar esta profesión. En lo personal considero que tengo una mentalidad ganadora, vivo apasionado por conseguir mis metas y obsesionado con obtener lo que deseo. Me esfuerzo por cada una de las ideas que quiero explotar y entrego lo mejor siempre. Pero el mercado no tiene ojos, ni oídos, sentimientos, ni compasión. El mercado no se fija en si eres una buena persona, o eres un terrible ser humano.

Los resultados de ese “apasionado” como operador, eran resultados CATASTRÓFICOS. Las pérdidas fueron recurrentes y cada vez más grandes, obviamente no conseguía obtener lo que me obsesionaba. Pensaba que llenando mi cabeza de información técnica al final del mes sería diferente. Aún después de gastar horas y horas viendo análisis, repasando metodología, y llenando cuadernos con sistemas y posibles mejoras, las cosas al final del mes se verían distintas.

Pues pasó exactamente lo que tenía que pasar, seguía fallando, una y otra vez. Ya se había convertido en un tema totalmente crítico. LAS PÉRDIDAS eran algo que destruía el ánimo que quedaba para todo el día después de sesión. El obsesivo compulsivo que habitaba en mi cabeza siempre aparecía y hablaba de las pérdidas durante cada hora del día arruinándolo por completo, hasta la próxima sesión donde un resultado operativo era el estado de ánimo que correspondía.

Se convirtió en un problema no solo en los mercados financieros, sino que también durante mi diario vivir, Pues el EGO y la frustración por PERDER no me dejaban ni siquiera descansar. Pues PERDER no formaba parte en mi cabeza. Pasaron meses y seguía dándole vueltas al problema, no lograba entender que era YO quien no toleraba PERDER. Quien no conseguía obtener un solo stop y que no podía detenerse hasta poder terminar una sesión en verde, únicamente para alimentar ese sentimiento de victoria, que al final solo deterioraba la operativa a lo largo del tiempo.

Por eso uno de los factores más importantes en mi proceso de aprendizaje, fue APRENDER A PERDER. Aprender a perder dinero REAL, fue un golpe bastante difícil de encarar, la realidad era en que no estaba preparado para perder dinero recurrentemente de una manera calmada o tranquila. No era capaz de afrontar esa responsabilidad, es más no había tomado la decisión de perder con gusto.

El EGO era lo que siempre saboteaba la operativa, y hasta ahora lo estaba comprendiendo. Sabía que había un sentimiento de rencor en contra del mercado, en mi interior habitaba un pensamiento de abandonar y arrojar la toalla. No podía con ese sufrimiento diario, ya no aguantaba más y los Stop no dejaban de llegar. Sin embargo, observar la mentalidad de los operadores consistentes y rentables en el tiempo, me daba la esperanza y la certeza de que no era un imposible. Revisando en sus sistemas siempre encontraba, que dejaban sus emociones y su carácter afuera del juego, ellos tomaban la ventaja dejándole cada una de las decisiones en un plan, el cual entre más SIMPLE y más estricto fuera traería mejores resultados a través del tiempo. Fue ahí exactamente, donde elegí llevar un sistema integro, con el cual mis emociones no interactuarán de forma nociva para el capital. Y mi EGO quedará por fuera del juego.

Fue ahí donde empecé a descubrir el poder de PERDER CON BASE A UN SISTEMA. Fue exactamente en ese punto donde comenzó otro operador a tomar el control. Ese operador fue capaz de interpretar que un sistema bien aplicado no necesita venganza, revancha o desquite. Para ser un operador exitoso el EGO es y será el peor consejero. Y que mejor rival para el ego en este negocio, que construir un SISTEMA FUNCIONAL y aprender a respetarlo como a nosotros mismos… Este negocio es tan místico que un SISTEMA, puede regalarte más perdidas que ganancias y aún terminar un bloque operativo en verde. Y ustedes ¿ya aprendieron a perder?

Zero Trader

Acerca de Zero Trader

Zero Trader es más que una academia o escuela de Trading, somos un grupo de personas que hemos decidido emprender el camino de las Inversiones por Internet y tenemos como enfoque y valores el formar COMUNIDAD como núcleo de la academia, pues tenemos la idea de que somos más fuertes trabajando en equipo; por tal motivo, cada integrante de Zero Trader es considerado como familia. En nuestra comunidad aprenderás a operar de manera efectiva los mercados bursátiles internacionales, tendrás acompañamiento, capacitación y entrenamiento permanente. Podrás compartir tus experiencias de trading y recibir retroalimentación de todos los miembros de nuestra comunidad

Deja tu comentario